Volver a la lista

El amor auténtico, todo lo perdona. 

El amor auténtico acepta al otro como es, es la marca del amor incondicional, es cuando el amor se convierte en una fortaleza con cimientos tan profundos que nada ni nadie puede derribarlo, así reflejamos la intensidad de nuestro amor a través de la aceptación. La expresión sublime del amor es cuando la madre ama sin importar las limitaciones, defectos o acciones por muy aberrantes que sean, haya cometido su hijo.